Wonderwall, piano cover de Oasis

Wonderwall, de Oasis 

 La canción Wonderwall, del grupo británico Oasis, fue la canción que los catapultó a la fama mundial en 1995. 

Wonderwall
Portada del sencillo Wonderwall

La canción fue escrita por Noel Gallagher, y es parte del álbum (What's the story) Morning glory?. Esta canción alcanzó el primer lugar de popularidad en países como Australia, Canadá, Nueva Zelanda y los Estados Unidos; así como el top-ten en muchos otros países de Europa. 

El mismo Gallegher comenta que la canción habla de un amigo imaginario que va a venir a salvar a uno mismo. 

Musicalmente, el tema es sencillo pero fresco. La voz de Liam Gallagher es parte fundamental del sello de la canción original, así como la guitarra acústica. 

En términos armónicos, destaca que solo se usan 2 progresiones de acordes, la de los versos y la del coro. No tiene puentes ni otras secciones contrastantes, sin embargo, el tema se escucha muy completo y balanceado. 

Los acordes originales son triadas básicas, acordes suspendidos y de novena añadida (add9), sin embargo, en esta versión de piano decidí usar también acordes de séptima, para darle un sonido más suave al arreglo. 

La canción original está en F#m, sin embargo, para este piano cover decidí transportarla medio tono a Gm.  Esto debido a que sentí que la melodía en F# brilla un poco menos en el piano que en Gm.

Esta es una gran canción, que tiene una melodía con la suficiente fuerza para poder ser arreglada en diversos estilos. Aquí está mi arreglo de piano solo de este tema de Oasis, Wonderwall. 

¿Qué es la latencia en el audio?

 ¿Qué es latencia?

En el mundo del audio, nos encontramos con un término frecuente pero no siempre comprendido: la latencia.

Latency

La latencia es un retraso que se genera debido al procesamiento digital de señales (DSP). Un ejemplo práctico es cuando tocamos un instrumento virtual (VSTi) en una DAW (Pro Tools, Logic Pro, FL Studio, etc.). Cuando tocamos una nota, el sonido no se genera inmediatamente, sino que tarda un tiempo en hacerlo y entonces lo podemos escuchar. Este retraso es la latencia y se suele medir en milisegundos (ms).

Si la latencia es alta (más de 20 ms), puede ser muy desconcertante para el músico, pues sentirá que el instrumento "no responde" adecuadamente a su ejecución. Por otro lado, una baja latencia (menos de 5 ms) no suele ser perceptible para los músicos y pueden interpretar de manera normal su instrumento. 

Los cantantes también pueden pasarla mal con altas latencias, pues si se monitorean a través de un sistema digital (por ejemplo, una DAW), entonces escucharán su voz retrasada, lo cual puede distraerlos mucho.

Esta latencia no está relacionada con la velocidad del sonido o cuánto tarda en viajar la onda sonora a nuestros oídos. Más bien depende de la velocidad de procesamiento de la computadora o equipo de audio. 

Para entender mejor este fenómeno, veamos lo que pasa al tocar una nota en un instrumento virtual.


¿Por qué se genera la latencia?

Cuando tocamos una nota, el instrumento virtual va generando audio digital en forma de cadenas de bits (ej. 10010101 11010100, etc.). Entonces, el CPU de la computadora va procesando estos grupos de bits en bloques. 

Para esto, el sistema "almacena" dichos bloques en una memoria temporal llamada buffer. Una vez que el buffer se llena, entonces todo ese bloque de bits pasa al convertidor digital-análogo (DAC) y puede salir por los altavoces o audífonos en forma de audio analógico. 

Este buffer no puede quedar vacío, pues de hacerlo, no habría datos para generar audio y se escucharían silencios abruptos o "clicks" en el audio. Por lo tanto, el CPU debe procesar los bits suficientemente rápido para siempre tener datos en el buffer.


¿Cómo ajustar la latencia?

El tamaño del buffer es crucial para controlar la cantidad de latencia. La medida de un buffer suele ser el número de muestras o samples que puede almacenar. Por ejemplo: 64, 128, 256 o 512 muestras.

Si el buffer es grande (512 muestras o más), el CPU tendrá más tiempo para procesar el audio, podrá trabajar de manera menos forzada y se reducirá el riesgo de vacíos o clicks. Sin embargo, un buffer grande generará más latencia.

Por otro lado, un buffer pequeño (64 muestras o menos), nos puede brindar latencias muy bajas, pero el CPU tendrá que trabajar al máximo para mantener los datos necesarios y evitar caídas del audio. No todos los CPUs son capaces de esto. Además, estas condiciones harán que la computadora se caliente más y que requiera más energía.

Como vemos, no existe una solución perfecta. El mejor resultado será un compromiso entre latencia aceptable y capacidad del CPU. Entre más potente sea la computadora, podremos tener menor latencia. Pero si el CPU no es muy potente, entonces tendremos que conformarnos con latencias mayores. 

Por lo general, el usuario puede ajustar el tamaño del buffer en las preferencias de audio de la DAW. La idea es hacer pruebas reduciendo el tamaño del buffer lo más que se pueda, hasta que la DAW nos mande un mensaje de advertencia de que el CPU ya no alcanza a trabajar tan rápido. Esto también dependerá de la cantidad de plugins o procesadores que estemos usando en ese momento.

También es común hacer ajustes según lo que estemos trabajando. Por ejemplo, cuando grabamos, necesitamos la menor latencia posible para que los músicos se escuchen mejor. En estos casos, podemos usar el buffer lo más pequeño que soporte el sistema y se recomienda no usar demasiados plugins.

Sin embargo, cuando estamos mezclando o masterizando no necesitamos latencias tan bajas. En estos casos, podemos agrandar el buffer para que el sistema soporte más procesadores, que es algo necesario al mezclar. 


¿Existen sistemas sin latencia?

Es importante aclarar que la latencia es un efecto de todos los sistemas de audio digital. Incluso una mixer digital profesional genera latencia. Sin embargo, está diseñada para reducir la latencia al mínimo. 

Por otro lado, los sistemas analógicos NO presentan latencia. Debido a esto, muchas interfaces de audio suelen tener la opción de "monitoreo sin latencia". En estos casos, podemos escuchar el audio analógico que está entrando a la interfaz sin tener problemas de retraso en el monitoreo.

Si te interesa aprender más sobre audio digital o el uso de DAWs (Digital Audio Workstation) para producir música, checa mi curso online de Introducción a las DAWs con REAPER. Puedes ver más información y lecciones gratis aquí.

curso de reaper
Curso online de DAWs y REAPER


Los ecualizadores de Logic Pro

 EQ incluidos en Logic Pro

Logic Pro es la estación de audio digital (DAW) profesional de Apple. Es quizás la DAW más completa en el mercado, pues cuenta con una cantidad impresionante de herramientas incluidas. Instrumentos virtuales, sintetizadores, samplers, loops de ritmos, efectos y procesadores de audio del más alto nivel. 

Todo esto te permite crear música con calidad profesional, sin necesidad de tener que adquirir otro software o algún paquete adicional.

Unas de las "joyas ocultas" que tiene Logic Pro, es su selección de ecualizadores de audio. Logic cuenta con 5 excelentes ecualizadores, listos para cubrir cualquier demanda de mezcla o masterización de tu proyecto. 

Veamos las características de cada uno de ellos, así como sus aplicaciones más comunes.


Ecualizador de canal

Este es el ecualizador "básico", sin embargo, es muy completo y útil. Es un ecualizador digital que cuenta con 6 bandas de ecualización (4 paramétricas y 2 tipo shelving). Además, tiene un filtro pasa altos y uno pasa bajos (HPF y LPF) totalmente ajustables. 

eq de canal
EQ de canal

Este EQ está diseñado para darle un sonido transparente a la ecualización, es decir, no agrega armónicos ni de la coloración especial al sonido. 

Una gran ventaja es que cuenta con un excelente analizador de espectro, con el cual es mucho más sencillo ubicar frecuencias molestas en el sonido y controlarlas más fácilmente. Además es muy eficiente, por lo que puede usarse en muchos canales sin que genere gran demanda al CPU.

Este EQ es ideal para "limpiar" el sonido al ecualizar. Es decir, filtrar y quitar frecuencias que ensucien la mezcla. Por ejemplo, reducir la resonancia de tambores o atenuar frecuencias molestas en alguna voz. También funciona muy bien para aplicar un filtro pasa altos (HPF) a los canales y quitarles el exceso de graves captado por los micrófonos. 


Ecualizador de fase lineal

Aunque visualmente es muy similar al EQ de canal, este ecualizador es diferente en su funcionamiento interno. Todos los EQ convencionales afectan la fase de la señal de audio. Estos cambios de fase son normales en los EQ y generan parte del sonido particular de cada tipo de ecualizador.

eq fase lineal
EQ de fase lineal

El ecualizador de fase lineal, por otro lado, es un EQ digital que trabaja sin afectar la fase de la señal. Esto trae como resultado que el sonido sea súper transparente y que se puedan hacer ajustes finos al sonido sin alterar su "color" original.

Este tipo de ecualizadores demanda mucho más CPU que uno convencional, por lo que no es tan común usar estos ecualizadores en tantos canales. Este EQ puede usarse cuando se quiera corregir algún detalle de manera quirúrgica, pero sin afectar el balance general, por ejemplo, al masterizar


Ecualizador clásico de consola

Ahora veremos los EQ de la categoría vintage o clásicos. Estos, aunque también son digitales, son emulaciones basadas en equipos analógicos de hardware. Esto significa que agregan cierta coloración al sonido a través de distorsión armónica y sutiles imperfecciones de los circuitos electrónicos originales.

El primero de ellos es el EQ de consola. Este módulo está inspirado no solo en un ecualizador, sino en un preamp legendario de las consolas británicas Neve, el preamplificador 1073.

EQ consola
EQ de consola

Estas consolas y preamps son famosas por generar un sonido cálido. Por lo tanto, este es un EQ que genera armónicos al sonido, ¡incluso si no se aplica ecualización alguna! Cuenta con una perilla de Drive que controla la saturación como si fuera un preamp físico.

Cuenta con las mismas perillas y frecuencias del 1073 original, aunque en este caso, uno puede modificar las frecuencias manualmente también. 

El 1073 puede funcionar muy bien en casi cualquier cosa. La idea es usarlo para agregar color y armónicos al sonido, no tanto para limpiarlo. Por ejemplo, en tambores, voces, guitarras o sintetizadores. 


Ecualizador gráfico clásico 

Este es otra emulación de un módulo de consola analógica. Se trata del ecualizador 560 de la marca API. Las consolas API surgieron en los años 70's del siglo pasado y se posicionaron como equipo que también brinda un gran color al sonido.

eq grafico
EQ gráfico

El sonido de API es diferente de las Neve, por lo que este EQ nos da otra opción en cuanto al sonido y color que aporta. Los ecualizadores gráficos no son los más comunes para mezcla, sin embargo, este modelo ha sido muy popular por su sonido y facilidad de uso. 

Cuenta con 10 bandas de control, lo que hace relativamente sencillo experimentar para moldear el sonido. En muchas ocasiones no es necesario aplicar demasiada ecualización para notar el efecto de este procesador.

Una diferencia del diseño original del API, es que la versión de Logic puede cambiar las frecuencias de cada banda. Es decir, aunque por default tiene las frecuencias originales del 560, con el control de tune o afinación, podemos cambiar la "tonalidad" del EQ para que cada banda controle otras frecuencias.

Este EQ puede ser usado en diversos instrumentos, como baterías, bajo, guitarras o sintetizadores. 

Ecualizador de válvulas

El último de los ecualizadores vintage es en realidad dos módulos en uno. Se trata de las emulaciones de los ecualizadores Pultec EQP-1A y el MEQ-5.

eq de bulbos
EQ de bulbos

El EQP-1A lo vemos en la parte superior del plugin y el MEQ-5 está en la parte de abajo. Estos EQ son de los más venerados en la historia de la grabación. Todo esto es gracias al sonido musical que pueden brindar.

Los equipos originales de Pultec funcionan basándose en válvulas electrónicas (bulbos), lo cual le da mucha calidez al sonido. Las válvulas son elementos que agregan distorsión armónica a la señal, y el tipo de distorsión que generan estas unidades suele sonar muy bien. 

El EQP-1A es un ecualizador tipo shelving que nos ayuda a controlar los extremos del espectro del audio: los graves y los agudos. La mayoría de ecualizadores usan una perilla para aumentar o atenuar determinada frecuencia, sin embargo algo curioso de este modelo, es que tiene una perilla para aumentar el nivel y otra para atenuar. De hecho, los ingenieros de audio han llegado a usar ambos controles al mismo tiempo y ¡generar resultados interesantes!

El MEQ-5 es un ecualizador de medios, por lo que es la contraparte idónea de su hermano ecualizador. Este tiene dos bandas para acentuar frecuencias y otra para atenuar, por lo cual, también se pueden generar resultados interesantes al combinarlas.

Estos ecualizadores son muy buenos para procesar el bus maestro o subgrupos. También funcionan de maravilla en voces o instrumentos principales. 

Gran calidad y valor

Todos los ecualizadores vintage tienen la opción de controlar el drive o ganancia de la unidad, por lo que generarán distorsión armónica con diversas intensidades. Sin embargo, todos ellos consumen más recursos de CPU que el EQ de canal de Logic Pro.

Sin duda, la colección de ecualizadores que incluye Logic Pro tiene un valor excepcional, pues simplemente los EQ vintage suelen ser vendidos por diversas compañías de plugins ¡y en Logic ya vienen integrados!

Si quieres aprender más sobre ecualización y ver a estos ecualizadores en acción, te invito a que tomes mi ¡Curso online sobre EQ! Más información y lecciones gratuitas aquí.

Curso online de ecualización

Cómo funcionan las regalías en la música, parte 2

 En esta ocasión vamos a continuar con lo expuesto en el artículo anterior con respecto a las regalías en la música.


División de derechos

Cuando una obra es creada entre varias personas, debe establecerse claramente el porcentaje de participación de cada una de ellas. Aunque es común que los porcentajes se establezcan en partes iguales, no hay impedimento para que, en cada caso particular, se establezcan otros porcentajes. El requisito es que todas las partes sumen el 100% de los derechos. 

Este tipo de acuerdos también es común en las bandas o grupos musicales, cuando hay varios integrantes que intervienen en la composición de las canciones. En estos casos el procedimiento es el mismo.

Esta división puede establecerse mediante un documento firmado por las partes interesadas, para que quede como antecedente del acuerdo convenido, con los porcentajes de participación establecidos.


Las licencias en la música

Una licencia musical es un acuerdo legal en el que el autor brinda la autorización a otra persona para usar su música con cierto propósito específico. Un ejemplo es cuando se reproducen canciones en algún servicio de streaming o cuando se otorgan licencias para usar una canción en alguna película o programa de TV.

Las licencias musicales no cambian la propiedad de una canción, simplemente permiten el uso de la canción con cierto fin. La duración de las licencias puede variar. Existen licencias perpetuas y licencias que tienen una duración determinada. Por ejemplo, en el caso de la música para un anuncio publicitario, la licencia suele ser por el tiempo que dure la campaña. 

Existen casos en los que el cliente "compra" una obra musical. Es decir, le hace un pago único al compositor a cambio de los derechos de esa música. De esta manera, la obra es registrada por el cliente y el compositor no tiene ningún derecho futuro. Lamentablemente, este es un caso bastante común en años recientes. 

Por lo general esto sucede con compositores primerizos que aceptan cualquier trato u opción de trabajo pagado. En principio, el pago debería ser suficientemente alto como para compensar el trabajo, sin embargo, en la práctica esto no siempre sucede. 


Regalías que recibe un compositor

Como ya hemos visto, un compositor puede recibir distintos tipos de regalías. Aquí las explicamos de manera sencilla.

Regalías por ejecución

Se refieren a las regalías generadas cada vez que una canción es ejecutada en público. Estas pueden ser por conciertos y presentaciones en vivo, pero también por las veces en que una grabación se ejecuta en público, por ejemplo, en un bar, gimnasio, radio, televisión o por alguna plataforma de streaming. 

Las sociedades de autores y compositores son las encargadas de vigilar, recolectar y distribuir estas regalías entre los compositores. Para ello, es necesario que las canciones estén registradas en dichas organizaciones.

Hay que aclarar que esto es totalmente independiente del registro de la música en la oficina de derechos de autor. Derechos de autor solamente valida quién es el compositor, ¡pero no se encarga de recolectar ni administrar ningún tipo de regalia!

Regalías mecánicas 

Estas regalías se refieren a las obtenidas cada vez que se vende una canción. Por ejemplo:

  • Ventas de discos, vinilos, CD o cintas.
  • Descargas digitales
  • Soundtracks de películas
La cantidad pagada al compositor depende de la duración de la canción y también la cuota varía en cada país. Estas cantidades también varían constantemente, según se van generando nuevos acuerdos.

En el caso de las plataformas de streaming, aquí hay una lista con la comparación de los diferentes servicios.

Regalías por micro-sincronización

Se refiere al uso de la música en videos como los de YouTube o TikTok. Al momento de monetizar el video, el dueño del copyright recibe regalías por cada vez que el video es reproducido. 

Esto depende de cada plataforma, pues la forma de monetizar los videos es diferente en cada caso. Lo que es muy importante, es saber que una canción debe estar registrada ante una editora o administradora de regalías para que éstas puedan ser recolectadas. 

Regalías por impresiones

Se refieren a las regalías generadas por la venta de partituras, ya sean físicas o digitales. Pueden ser impresiones de la letra, tablaturas de guitarra, libros de canciones o partituras instrumentales. 

Aunque esta forma de regalías no suele ser tan popular como las otras, de cualquier modo representa ingresos para el autor y no debe pasarse por alto.

La caja negra

Cuando una canción no es registrada adecuadamente en una organización de compositores o editora, puede aún generar regalías, sin embargo, estas regalías son almacenadas en lo que se denomina "caja negra". Aquí se almacenan las regalías "no reclamadas" por alguien.

En estos casos, el compositor tiene un plazo de 2 a 3 años para reclamar dichas regalías. En caso de no hacerlo, las regalías de la caja negra son repartidas entre el resto de los socios. En esos casos, el autor ya no puede reclamar tales regalías.

Como vemos, el mundo de las regalías es amplio y complejo. Va cambiando según se desarrolle la industria y los medios de distribución o venta de música. Es por ello que debemos mantenernos enterados para saber de qué manera podemos explotar nuestro talento musical.


Los premios Grammy

 ¿Qué son los premios Grammy?

Los premios Grammy (también conocidos como GRAMMYs) son los principales premios de la industria musical a nivel mundial. Estos premios son entregados por la Academia de la Grabación de Estados Unidos. La Academia de la Grabación representa a ejecutantes, compositores, productores, ingenieros y demás profesionales de la música. 

Grammy

Estos premios han sido entregados desde 1958. Celebran la excelencia musical y es un premio cuyos ganadores son elegidos por la comunidad misma de profesionales de la música.

El nombre Grammy es una derivación de "gramófono", el cual es el aparato que se toma como base para el trofeo. De hecho, en un principio los premios fueron llamados Premios Gramófono. 


Principales categorías de los premios

Los Premios Grammy premian al día de hoy 86 categorías, las cuales van cambiando con el desarrollo de la industria. Entre las más destacadas están:
  • Grabación del año
  • Álbum del año
  • Canción del año
  • Mejor artista nuevo
Sin embargo, la mayoría de categorías están agrupadas en distintos géneros musicales:
  • Pop
  • Dance/Electrónica
  • Instrumental contemporánea
  • Rock
  • Alternativo
  • RnB
  • Rap
  • Country
  • New age
  • Jazz
  • Gospel/Cristiana contemporánea
  • Latina (no confundir con el Grammy Latino)
  • Raíces americanas
  • Reggae
  • Música global
  • Infantil
  • Palabra hablada (incluye poesía, audiolibros e historias)
  • Comedia
  • Teatro musical
  • Música para medios (incluye TV, películas y videojuegos)
  • Arreglo y composición
  • Notas históricas
  • Producción (incluye mejor trabajo de ingeniería, productor musical y audio inmersivo)
  • Música clásica
  • Video musical
Dentro de cada categoría existen varios premios, como álbum o artista destacado de cada género, mejor canción, etc.

Artistas más premiados

Entre los artistas más ganadores del Grammy están:
  • Georg Soli. Director de orquesta húngaro. Es el más ganador con 31 premios.
  • Beyoncé. La cantante más ganadora con 28 premios.
  • Quincy Jones. El productor más ganador con 28 premios. 
Otros de los artistas más premiados son: Chick Corea, Stevie Wonder, John Williams, Jay-Z, U2, Kaye West, entre muchos otros.

Proceso del premio

Los miembros de la academia y las compañías registradas de medios (disqueras, radiodifusoras, etc.) entregan sus propuestas cada año. Por lo general, puede haber ¡más de 20,000 propuestas cada año! 

Un comité de más de 300 expertos analiza las propuestas y se cerciora que participen en las categorías adecuadas. Las propuestas aprobadas son puestas a votación por todos los miembros de la academia, y de esta manera, se elige a los nominados a los premios.

Una ronda final de votación establece quienes son los ganadores dentro de cada categoría. Los miembros votantes de la academia son profesionales que se dedican a la grabación: ejecutantes, compositores, productores e ingenieros. 

Miembros de la academia

Para ser miembro de la academia, una persona debe ser recomendada por otros dos miembros. Este es un proceso que se revisa cada año. Los candidatos exponen su experiencia y logros dentro de la industria, de este modo, un comité los evalúa y les permite ser parte de la academia. 


GRAMMY Latino

El Latin Grammy es un premio similar al Grammy, pero este es entregado por la Academia Latina de la Grabación de Estados Unidos. Estos premios fueron creados en el año 2000 para reconocer el trabajo de la industria musical latina en dicho país. 

Los premios incluyen a las producciones iberoamericanas de música, así como la música latina de EUA. Las canciones pueden ser en español o portugués, así como casos especiales de otros idiomas hablados en los países de Iberoamérica.

El proceso de nominación y premiación es similar al de los GRAMMYs. Sin embargo, los miembros de la academia latina pueden no ser los mismos que para el Grammy. La entrega de estos premios es también en una fecha distinta al Grammy.