¿Qué es la ecualización de sonido?

La ecualización (EQ)

Dentro del universo del audio, uno de los procesos más populares e importantes es la ecualización. Es a través de la ecualización como podemos mejorar o corregir detalles sonoros que no se pudieron evitar al momento de grabar o capturar el sonido. En este sentido, es muy importante aclarar que la ecualización no debe ser vista como una herramienta "mágica" que tiene que usarse en todo momento, de hecho los "maestros del audio" dirían que siempre es preferible no tener que usar ecualización o usar solo la necesaria.

Espectro de ecualizacion

El ecualizador

El nombre ecualizador se refiere a igualar, es decir, su función originalmente era ayudar a igualar el sonido de la señal capturada con el de la señal original debido a las deficiencias que tenían muchos micrófonos y altavoces antiguos. Es por ello que el ecualizador se usaba, por ejemplo, para aumentar agudos que el micrófono no lograba capturar adecuadamente.

Actualmente los ecualizadores se siguen utilizado de esta manera en el audio profesional, sin embargo, también pueden ser usados para crear efectos especiales como: sonido tipo teléfono, radio antiguo, megáfono, altavoces pequeños, etc. o bien para compensar deficiencias propias de la fuente sonora y no necesariamente de un micrófono, por ejemplo: una persona quiere que su voz suene más profunda de lo que es en realidad y usamos ecualización para agregarle graves y conseguir ese efecto.

Aplicaciones del ecualizador

Una de las aplicaciones más importantes de los ecualizadores es la de atenuar o filtrar ciertas frecuencias que "ensucian" el sonido. No me refiero necesariamente a quitarle ruido, puesto que para este propósito existen otras herramientas más especializadas de las cuales podemos hablar en otra ocasión, sino a atenuar resonancias y frecuencias que muchas veces molestan al oído (creo que todos hemos escuchado esos platillos o guitarras eléctricas que son muy desagradables o incluso lastiman). 

En mi opinión, cualquier señal de audio que moleste a nuestros oídos mientras la escuchamos está mal grabada o mal ecualizada, el buen audio debe ser un deleite y una experiencia que nos invite a segur escuchando, ¡no a querer huir de ello! Esto lo menciono sin tomar en cuenta el género musical, pues aunque haya música que sea agresiva en su interpretación, su sonido debería ser claro, definido y potente, pero no desagradable.

Tipos de ecualizadores

Podemos catalogar los ecualizadores de la siguiente manera:

EQ gráfico

Este ecualizador es uno de los más comunes. Tiene una serie de bandas que ajustan el nivel de de las frecuencias dentro de esa banda. Con este EQ podemos ver una "curva" de ecualización, es decir, el resultado de subir o bajar las distintas bandas, por lo que es más intuitivo de operar. Suele usarse para ecualizar un sistema de sonido o altavoces.

EQ grafico

EQ paramétrico

Este es el ecualizador más usado por ingenieros de audio profesionales. Se llama así porque con él podemos ajustar los parámetros de cada banda. Estos parámetros son:
  • La ganancia.
  • La frecuencia de ajuste
  • El ancho de banda. Este parámetro también es conocido como "Q"
Este ecualizador suele estar en los canales de las consolas de audio profesionales. El uso del ecualizador paramétrico es más complicado que el gráfico, pues no tenemos una guía visual tan clara, sin embargo es el más efectivo para afectar solo las frecuencias necesarias.

EQ parametrico

EQ shelving

Este ecualizador es quizás el más común, puesto que es muy sencillo. Normalmente lo conocemos como control de bajos (bass) y agudos (treble) en muchos equipos de sonido caseros.

EQ shelving

Su uso es también muy sencillo, pues simplemente aumentamos o disminuimos el nivel de graves y agudos en la señal. Quizás el principal problema con este EQ es que puede utilizarse de más, ¡incluso cuando no es necesario! Por eso es básico escuchar primero sin EQ y después ajustar solo lo que sea necesario.

¿Cómo ecualizar?

Aprender el arte de ecualizar requiere de una buena cantidad de conocimientos especializados y mucha práctica. En este sentido, he publicado un video gratuito donde explico la aplicación de un filtro notch o filtro de aguja. Este es es un tipo de ecualizador que se usa mucho dentro del audio profesional precisamente para atenuar solamente las frecuencias que están ensuciando la señal, pero deja intactas a todas las demás. 


También te invito a que tomes mi curso de ecualización en línea, en donde se ven con detalle los temas más importantes sobre cómo ecualizar voces, baterías, guitarras, etc.


¡Nos vemos la próxima!

¿Qué es un preampflificador?

El preamplificador o "preamp"

Uno de los puntos más importantes, y también más ignorados por muchos operadores dentro de cualquier sistema de audio, es el preamplificador, también llamado preamp, previo o pre

Preamplificador

El preamplificador es quizás la etapa más crítica en cuanto a la manipulación de una señal de audio se refiere, pues es en esta etapa donde nuestra señal puede aumentar más su cantidad de energía ¡incluso hasta un millón de veces! (no tenemos esa cantidad de amplificación en ninguna otra etapa). 

Por este motivo, es crucial entender cómo operar adecuadamente un preamplificador. Muchos de los problemas más comunes en los sistemas de audio, como distorsiones, ruido y retroalimentaciones o feedback se suelen deber a un mal ajuste del preamp. De hecho, en mis cursos y seminarios comenzamos siempre por saber ajustar el preamplificador de una consola antes de pasar a lo demás.
 

¿Para qué sirve un preamplificador?

Lo primero que debemos entender es que el preamp es un amplificador que se encuentra generalmente en las entradas de las consolas o mezcladoras (mixers). Su función es darle la amplificación necesaria a las distintas señales que conectamos a una mixer, por ejemplo: micrófonos de distinto tipo, instrumentos electrónicos y electroacústicos, CD players, procesadores de efectos, etc. 

Todas estas señales son distintas y requieren de distinta cantidad de amplificación, es el preamplificador quien se encarga de ello. De este modo, todas las señales entrarán a la mixer con un nivel similar y podrán ser mezcladas de mejor manera, reduciendo así la probabilidad de distorsión o ruido en la salida de la consola. 

¿Ganancia?

El control de la ganancia del preamplificador generalmente lo encontramos en la parte superior de cada canal y suele estar etiquetado como Gain o Trim. Algunos equipos tienen también una indicación de los dB's de ganancia o sensibilidad en dichas perillas. 

Consola de audio
En esta consola, la ganancia del pre son las perillas rojas de arriba de cada canal.


Ajuste de ganancia
En esta consola, el preamp se controla con las perillas grises de arriba.


¿Cómo ajustar la ganancia de un preamplificador?

La parte clave es saber qué tanta ganancia tenemos que darle a cada canal, esto es lo que se conoce como estructura de ganancia y será un tema completo que veremos en otra ocasión. Sin embargo, de manera general podemos mencionar el siguiente procedimiento:

1. Girar la perilla al mínimo antes de conectar el micrófono o instrumento respectivo. Cabe señalar que colocar el preamp en esta posición NO significa que no tengamos "volumen", sino mas bien que la amplificación es poca (en otras palabras, algunos micrófonos pueden mandar suficiente señal incluso con la perilla al mínimo).

2. Conectar nuestro micrófono o instrumento y pedirle al músico que cante o toque un poco aunque aún no se escuche (Esto es lo que se conoce como line check).

3. Accionar el botón PFL (pre fader listen) de nuestro canal y monitorear en los medidores principales de la consola cuál es el nivel de nuestra señal (por lo general habrá muy poco nivel y solo encenderán los LED de abajo). 

4. Ajustar el preamp de modo que el nivel de la señal oscile alrededor de 0 dB en los medidores principales. La cantidad de ganancia necesaria dependerá de varios factores como: los volúmenes de cada músico, el tipo de micrófono y distancia de éste, el tipo de técnica vocal o de ejecución, etc. Podemos ver que si el micrófono cambia de manos o tenemos cambio de músicos tendremos que hacer reajustes casi siempre. 

5. Desactivar la función PFL. 

Master fader
Sección Master de una consola con medidores de LED.

¿Cómo ajustar el volumen del sistema de sonido?

El nivel o volumen de salida dependerán de la posición de nuestros faders y de la ganancia de los amplificadores de potencia principalmente. Los faders suelen manejarse alrededor de 0 dB y la ganancia de los amplificadores de potencia requiere de una explicación más profunda que trataremos en otra ocasión.

Finalmente, es importante mencionar que también existen preamplificadores externos que se suelen usar en estudios profesionales y que se utilizan en lugar de los "pres" de las consolas para conseguir un sonido con características diferentes. 

Estos suelen instalarse en un rack o gabinete y pueden costar ¡hasta $5000 USD cada uno! El uso de estos preamps depende de la calidad sonora que se desea, pues varios de estos pres basan su funcionamiento en válvulas electrónicas o bulbos que le imparten a la señal un "color" o sonido muy particular y del agrado de muchos ingenieros y productores.

Preamp externo de alta calidad con ecualizador integrado marca Neve.


Si quieres aprender más sobre Ingeniería en Audio, te invito a que tomes mi curso online, en donde aprenderás todos los conceptos fundamentales de la ingeniería de sonido. Puedes ver más información y tomar lecciones gratuitas aquí.

Cómo improvisar en tu instrumento musical

 La improvisación musical

Tocar un instrumento musical trae una gran satisfacción personal. La mayoría de personas comenzamos aprendiendo canciones sencillas o bien, nuestras melodías favoritas. Sin embargo, hay un siguiente nivel en la expresión musical con nuestro instrumento: la improvisación.

Improvisacion

¿Qué es la improvisación musical?

Improvisar significa crear melodías nuevas de forma espontánea. La improvisación es una habilidad importante para los músicos, pues muchas veces la música requiere de momentos en donde los músicos creen ideas musicales de manera espontánea.

Esto depende mucho del género musical. Por ejemplo, en casos como el blues, rock o jazz, la improvisación juega un papel fundamental, pues estos estilos se basan en la inspiración y habilidad de los músicos para crear "solos" improvisados.

En otros estilos musicales la improvisación no es tan crucial y, de hecho, muchas veces prohibida. Como es el caso de la música de concierto o "clásica", en la que el músico debe sujetarse a tocar únicamente lo escrito en la partitura.

¿Cómo empezar a improvisar?

Saber improvisar requiere de varios puntos importantes. Veamos cuáles son.

Técnica del instrumento

Para poder improvisar es necesario saber generar un buen sonido en nuestro instrumento musical. Algunos instrumentos, como el piano o el órgano, no presentan mucha dificultad para generar sonido. Simplemente debemos pulsar las teclas y el sonido se generará sin problemas de afinación o tono.

Sin embargo, la mayoría de los demás instrumentos requieren de una buena dosis de técnica y práctica para poder generar un buen sonido. En casos como el saxofón, trompeta, violín, flauta, guitarra, etc. no es suficiente con conocer las notas, es necesario usar la técnica correcta para poder emitir un sonido claro y agradable. Esto será el resultado de un buen tiempo de práctica, que pueden ser semanas o meses. 

Es difícil empezar a improvisar si ni siquiera se puede generar un sonido adecuado, por lo que este primer requisito es esencial.

Conocimientos de armonía

Otro requisito importante para improvisar es tener conocimientos de armonía. La armonía estudia la relación entre las notas musicales y esto nos ayuda a saber cuáles notas podemos combinar entre sí y cuáles no.

A través de la armonía podemos conocer escalas y acordes que nos servirán como base para una improvisación. En este sentido, existen diversas escuelas sobre la enseñanza de la armonía, como la armonía tradicional o "tonal", que es la empleada en la música de concierto o clásica; así como la armonía "moderna", que está más enfocada al jazz y géneros populares.

En este sentido, la armonía moderna suele ser una herramienta más práctica para aplicarse en la improvisación musical, sin embargo, alguien con conocimientos básicos de armonía tonal también puede empezar a improvisar, usando la guía adecuada. 

En este enlace puedes ver los contenidos de mi curso online de armonía moderna. Tómate la libertad de explorar los temas y ver las lecciones gratuitas.

Oído musical entrenado

Este es quizás el requisito más importante para poder improvisar. El arte de la improvisación requiere de que el músico tenga claras las ideas musicales en su cabeza y sepa cómo debe sonar cada nota aún antes de ejecutarla. 

Esta habilidad es resultado de un entrenamiento del oído musical. Con los ejercicios adecuados y práctica, el oído del músico va aprendiendo poco a poco a identificar diferentes notas, escalas y fragmentos melódicos. Esto le da las herramientas para poder identificar las notas que "suenan en su cabeza" y así crear melodías manera espontánea.

Una manera de aprender a improvisar es usando un método basado en el desarrollo del oído y usando pocas notas en un principio. De esta manera, el alumno puede ir creando música siguiendo a su oído sin necesidad de aprender decenas de escalas y acordes.

Este método también tiene la ventaja de que no requiere un nivel técnico alto, pues no se necesitan tocar demasiadas notas, sino solo enfocarse en pequeños grupos de 3 o 4 notas.

Si te interesa aprender sobre este sistema de improvisación para principiantes, te invito a que veas mi curso online de Improvisación para todos los instrumentos. ¡También encontrarás lecciones gratuitas!

guitar solo

Aquí te dejo un video sobre una de las técnicas empleadas en el curso: el uso de notas de paso. ¡Que lo disfrutes!

Tacones Rojos, piano cover

Tacones Rojos, piano cover de Sebastián Yatra

 El piano cover de esta ocasión es la famosa canción del cantante y compositor colombiano Sebastián Yatra, Tacones Rojos.

Tacones rojos
Esta es una canción muy pegajosa publicada en 2021. Ha estado en los primeros lugares de países como España, Colombia, Argentina, México, Ecuador y varios más. Tiene además una versión a dueto con el cantante estadounidense John Legend, que también ha sido bien recibida.

Musicalmente, el tema se basa en una progresión armónica muy común, pero que suena muy bien: 
ii V iii vi

Esto hace que se pueda adaptar de diversas formas. En el caso de este piano cover, decidí disminuir la velocidad de la canción. El tema original es más rítmico, sin embargo, decidí hacerlo más cadencioso para llevarse mejor en el piano.

En el arreglo de piano se usan principalmente acordes de 7a y 9a, así como variaciones de acordes usando cuartas. Esto le da un sonido muy particular a la armonía. 

Aquí mi piano cover de Tacones Rojos.

La impedancia y la potencia en audio

 ¿Qué es la impedancia eléctrica?

Uno de los conceptos más confusos en el mundo del audio, es el de la impedancia. La impedancia es un término de circuitos eléctricos y se refiere a la oposición al paso de la corriente eléctrica. 

La impedancia se da en circuitos de corriente alterna (AC), mas no en los de corriente directa (DC). Como la señal de audio es corriente alterna, los circuitos de audio presentan impedancia.

altavoz

La impedancia se representa con la letra Z y se mide en Ohms (Ω). Muchas veces se confunde con la resistencia eléctrica, que también se mide en Ohms, sin embargo son dos conceptos diferentes.

La diferencia básica entre impedancia y resistencia es que la resistencia no depende de la frecuencia, mientras que la impedancia sí. Es decir, la impedancia cambia con los graves o agudos de una señal de audio.  

Alta y baja impedancia

La impedancia la encontramos principalmente en las entradas de audio. Es decir, cualquier entrada de audio presenta cierta impedancia. En general, hay dos rangos de impedancia en los equipos: alta y baja impedancia. 

La alta impedancia (Hi-Z) es de más de 10,000 Ω, y se da en entradas para guitarras o bajos eléctricos. Los amplificadores o pedales de guitarra son diseñados con alta impedancia debido a que las pastillas de dichos instrumentos también son de alta impedancia. También algunas interfaces de audio tienen este tipo de entradas (ver imagen).

interfaz de audio
Entrada de baja impedancia (izq.) y de alta impedancia (der.)

Por otro lado, las entradas de baja impedancia (de 100 a 1000 Ω aprox.) las encontramos en las entradas de micrófono de las mezcladoras de audio. Esto se debe a que la mayoría de micrófonos modernos son de baja impedancia.

Como vemos, si la fuente es de alta impedancia (guitarra eléctrica), entonces se debe conectar a una entrada de alta impedancia. Si la fuente es de baja impedancia (micrófono), se debe conectar a una entrada de baja impedancia. 

Cabe mencionar que la diferencia de impedancia no cambia la calidad del audio, pero las señales de alta impedancia son más propensas a captar ruido electromagnético.
 

Altavoces y potencia

Los altavoces también son elementos que presentan una impedancia. Se le llama impedancia nominal y los valores más comunes son 4, 8 y 16 Ω. Se le llama nominal porque, como ya vimos, la impedancia varía con la frecuencia, entonces, la impedancia nominal es un valor fijo que se establece para mayor facilidad.

La impedancia está relacionada con la cantidad de potencia que consume un circuito. A mayor impedancia, menos potencia y a menor impedancia, mayor potencia. La potencia, que por cierto se mide en Watts (W), simplemente nos indica la cantidad de energía que consume un sistema. 

Esto tiene cierta relación con la cantidad de sonido (dB SPL), pero no es una garantía. Es decir, un sistema de 300 W ¡no suena necesariamente más fuerte que uno de 100 W! El único hecho es que un sistema de 300 W consume más energía eléctrica que uno de 100 W.

La cantidad de sonido o presión sonora que genera un altavoz depende en gran medida de su eficiencia. Así que, podríamos tener dos altavoces de 100 W cada uno, pero el más eficiente producirá más dB SPL, ¡aunque ambos sean de la misma potencia!

Es un caso similar a las lámparas ahorradoras. Una lámpara de LED de 5 W puede alumbrar lo mismo que un foco incandescente de 75 W. La cantidad de luz es similar, pero los LED consumen menos potencia. 

En conclusión, dejemos de pensar que más potencia suena más fuerte. No siempre es así.

Aquí un video que explica un poco más estos conceptos.