Tipos de plugins para audio y música

En el mundo del audio existen programas muy populares llamados plugins. Cuando hablamos de plugins nos referimos a software que se encarga de procesar el audio de una manera especializada dentro de una DAW (Digital Audio Workstation).

Plugins


Las DAW o Estación de Trabajo de Audio Digital, son programas completos para producir música y demás proyectos de audio. Entre las DAW más populares tenemos por ejemplo: Pro Tools, Logic Pro, Cubase, REAPER, Live, etc.

Las DAW tienen diversas funciones para procesar audio, sin embargo tienen la opción de agregar ciertos procesamientos especializados según lo requiera el usuario. A estos pequeños subprogramas que corren dentro de una DAW se les llama plugins.

El uso de plugins en una DAW nos permite aumentar las capacidades de procesamiento en ella y adaptarlas según nuestras necesidades. Por ejemplo, podemos usar plugins de ecualizador para ecualizar ciertos canales en nuestros proyectos, o de efectos para agregar reverberación o eco.

Los plugins se podrían ver como la versión virtual de los procesadores físicos que se usaban en los estudios de grabación hace décadas.

Categorías de plugins

Podemos categorizar los plugins de una manera muy general dividiéndolos en procesadores de audio, procesadores MIDI e instrumentos virtuales.

Procesadores de audio

Esta categoría se refiere a plugins que emulan procesadores físicos de audio. Como se mencionó anteriormente, aquí podemos encontrar ecualizadores, compresores, generadores de reverberación, eco, etc.

Las categorías en las que se dividen los procesadores de audio suelen ser similares a las categorías en las que se divide el equipo de audio físico. En este sentido, tenemos procesadores de frecuencia, procesadores de dinámica, procesadores de tiempo, procesadores armónicos, procesadores de tono, entre otros. En este artículo puedes encontrar más información al respecto.

Procesadores MIDI

Existe otro tipo de plugins que se encarga de procesar información MIDI. La información MIDI es diferente al audio digital debido a que sólo contiene datos sobre las notas musicales, su intensidad, duración, y otros parámetros; pero no el sonido como tal.

Entre los tipos de procesadores MIDI podemos encontrar: arpegiadores, secuenciadores, generadores de acordes, armonizadores, etc.

En otras palabras, un plugin MIDI permite manipular la información de las notas y transformarla para cambiar el tono, la duración, crear nuevas notas, melodías, etc. Esto le da mucha libertad creativa al Productor Musical cuando está generando nuevas ideas.

Instrumentos virtuales

Finalmente, algunos plugins pertenecen a esta categoría cuando su función principal es la de ser una fuente de sonido. Los instrumentos virtuales son una herramienta muy importante en el estudio moderno, pues permiten al productor obtener sonidos de toda clase desde su computadora, sin necesidad de grabarlos con un instrumento real.

Así pues, existe una enorme variedad de instrumentos virtuales. Por ejemplo, sintetizadores de todo tipo, samplers, bateristas, bajistas, guitarristas y hasta cantantes virtuales. Instrumentos de orquesta, así como instrumentos étnicos muy particulares de ciertas culturas o zonas geográficas, como Asia, África, Latinoamérica, etc.

Los instrumentos virtuales han permitido que prácticamente cualquier persona tenga acceso a un mundo de sonidos de excelente calidad, que antes sólo era posible grabando a músicos profesionales en un estudio.

Formatos de plugins

Cuando adquirimos un plugin y lo queremos instalar en nuestra computadora, necesitamos cerciorarnos de que su formato sea compatible con el que soporta nuestra DAW (cada DAW es compatible con cierto formato de plugin).

Actualmente los principales formatos de plugins son:

VST. Este es el tipo de formato más popular. Fue creado por la compañía Steinberg hace muchos años. Es el tipo de plugin más común en las PC Windows. Bajo este formato, existe una gran variedad de plugins gratuitos y de pago. También existe la versión VST para Mac, sin embargo no es el más popular en esta plataforma.

AU (Audio Units). Este es el formato estándar en Mac. Fue desarrollado por Apple también hace varios años y es muy estable. Para quienes trabajan con programas como Logic Pro, este es el formato compatible.

AAX. Este formato es propio del sistema Pro Tools. Cuenta con gran popularidad gracias al extenso uso de Pro Tools en la industria de la grabación, por lo que la mayoría de desarrolladores generan plugins también bajo este formato.

Existen además otros formatos menos comunes, como por ejemplo los que se utilizan en plataformas Linux (LADSPA). Sin embargo, el uso de estos sistemas es más bien experimental, pues la mayoría de programas profesionales de audio suelen estar disponibles para Mac y PC.

Así que si te interesa mejorar en el ámbito de la producción musical, es importante que adquieras una amplia librería de plugins de todo tipo, pero siempre asegúrate de que sean compatibles con tu DAW y que sean de buena calidad ¡para evitar posibles crashes en tu sesión!

Habilidades básicas del Productor Musical en el 2021

En la actualidad, el aspirante a Productor Musical necesita desarrollar varias habilidades para poder realizar correctamente su trabajo. En este artículo vamos a mencionar cuáles son las áreas que debe desarrollar un futuro Productor Musical.


Teoría musical y armonía

Este rubro es sumamente importante pues abarca todos los fundamentos de la teoría de la música. 
La teoría musical abarca dos grandes ramas principalmente:

Solfeo o lectura y escritura musical. En esta área se abordan temas como saber leer notas en un pentagrama, escribirlas y utilizar los símbolos adecuados al escribir una partitura. 

Armonía. En esta área se desarrollan puntos como las escalas, los acordes y la relación que existe entre diferentes notas que nos permite saber cómo combinarlas para crear música. La armonía es fundamental para poder componer, hacer arreglos e improvisar. De hecho en la actualidad podría considerarse más útil la armonía que la escritura musical. Esto es debido a que sin conocimientos de armonía es muy difícil realizar música, mientras que la escritura musical suele facilitarse mucho con los distintos programas que existen actualmente.

Tecnología musical

La tecnología musical abarca muchas áreas, entre las que podemos mencionar: la Ingeniería de audio, grabación, mezcla, masterización y el uso de herramientas tecnológicas para componer o tocar con instrumentos musicales modernos. Esta es otra área esencial para el productor musical moderno pues, si carece del conocimiento de herramientas tecnológicas para crear música, estará muy limitado en su trabajo como Productor. Lo más recomendable es que un Productor Musical conozca a fondo alguna herramientas como las DAW (Digital Audio Workstation), Sintetizadores, instrumentos virtuales, plugins, etc.

Tocar algún instrumento

Otra de las áreas que es importante para el Productor Musical, es el poder ejecutar algún instrumento. Este es un tema que ha causado cierta polémica recientemente, puesto que gracias a la tecnología es posible crear música sin saber tocar instrumentos musicales. A pesar de esto, el saber tocar un instrumento musical no solamente ayuda al productor a grabar sus ideas musicales de mejor manera, sino que también le ayuda a sensibilizarse en términos musicales. 

Un ejecutante de algún instrumento musical logra desarrollar la sensibilidad musical de una manera más completa que alguien que no sabe tocar instrumentos musicales. Entre los instrumentos más útiles para el Productor Musical podríamos considerar el piano o teclado y la guitarra, pues estos instrumentos le brindan gran versatilidad y potencial al Productor. 

Otra habilidad que también tiene un gran valor para el Productor Musical es la capacidad de cantar. La voz es el instrumento natural del ser humano y desarrollar estabilidad con clases de canto o cursos definitivamente pueden traer grandes beneficios al futuro productor musical.

Marketing y negocios

Finalmente un área que tiene también gran importancia en el desarrollo de un Productor moderno, son las herramientas administrativas y de marketing de la industria de la música. En este rubro podemos encontrar temas como administración de proyectos, marketing en redes sociales, campañas publicitarias, regalías, contratos, etc. Si bien existen personas expertas en estas áreas, es importante que un Productor Musical tenga al menos las bases de estos temas.

Como podemos ver, el trabajo de un Productor Musical es muy amplio y complejo. Se trata de un profesional que debe conocer muchas áreas diversas y que la combinación de todos estos conocimientos junto con sus habilidades y talentos, le pueden permitir desarrollar una carrera en el fascinante mundo de la música.

Aquí puedes encontrar diversos cursos en línea (de música y tecnología) que te permitirán comenzar tu camino como productor musical.

Los pasos para realizar una mezcla musical

¿Qué es la mezcla? 

Uno de los temas que más dudas presentan dentro de la producción musical es el de la mezcla. La mezcla es el proceso en el cual se toman las distintas pistas previamente grabadas, y se hacen los ajustes de volumen y procesamiento para que suene como una canción completa. 

Es importante aclarar que, en este artículo nos referimos a la mezcla que se hace en un estudio de grabación y no a la mezcla que realiza un DJ. Las mezclas que hacen los DJ's se basan en la combinación de canciones terminadas, mientras que la mezcla que explicamos aquí, está considerando el proceso de la producción de un tema. 


¿Arte o ciencia?

La mezcla es un proceso que conlleva una parte técnica junto con una parte artística. La parte técnica implica el conocimiento de equipo de audio, interconexiones y uso de software especializado en el proceso. 

Por otro lado, la parte artística implica la toma de decisiones que dependen del tipo de género musical, de los gustos del artista o productor, de los gustos del ingeniero de mezcla y del tipo de mensaje o emoción que pretenda transmitir el tema producido. 

Esto significa que no existe una manera única de mezclar. Podemos encontrar una gran cantidad de criterios y procedimientos que pueden ser válidos para mezclar. Al final de cuentas, el objetivo es que la canción tenga unidad y transmita las emociones que el artista busque transmitir en su interpretación.

Veamos cuál es serían las etapas básicas para el desarrollo de una mezcla musical. Éste procedimiento es una alternativa más que puede ser útil para el que comienza en este fascinante mundo del audio. 


Ajuste de niveles y paneos

Por lo general, la primera etapa dentro del proceso de mezcla será la de ajustar los niveles o volúmenes de cada una de las pistas del proyecto. Para esto no existe una técnica especializada, sino que depende en gran medida de la sensibilidad musical y experiencia del ingeniero de mezcla para obtener el balance adecuado. 

Otro proceso que también se realiza en este tapa es el del ajuste de los paneos. Esto es, la colocación a la izquierda o a la derecha en el plano estéreo de cada uno de los elementos o instrumentos del proyecto. Por ejemplo, es muy común que la voz principal se encuentre posicionada en el centro, mientras que elementos secundarios como guitarras, sintetizadores u otros instrumentos, se posicionen más hacia los lados. Estos ajustes también dependen de cada género musical e incluso de la moda, por lo que es importante estar familiarizado con las tendencias según el estilo musical que se esté trabajando. 


Procesamiento

El siguiente paso es hacer los ajustes de procesamiento necesarios. En principio, esto implica el uso de ecualización y de compresión en los canales que lo requieran. En este sentido, las opciones son muy amplias, pues hay una gran variedad de técnicas y procedimientos para llevar a cabo este proceso. Por ejemplo, se puede ecualizar primero y después comprimir, o hacerlo a la inversa. Cada combinación generará un resultado sonoro diferente y la elección de cada técnica dependerá del contexto y del sonido buscado.

Otro elemento importante en la etapa de procesamiento es el uso de efectos como reverberación, eco o delay. Estos procesos le pueden dar mayor dimensión a la mezcla, creando la sensación de profundidad o ayudando a darle mayor cohesión al sonido.

Finalmente, existe un gran número de otros procesadores que se pueden aplicar para generar efectos sonoros interesantes. Por ejemplo, en esta categoría tenemos procesadores de modulación, como el chorus o flanger, excitadores de armónicos, distorsionadores, simuladores de equipo analógico y un gran número de otras herramientas creativas.


Automatización

Una vez que la mezcla está casi terminada, es buen momento para empezar a hacer ajustes de manera dinámica. Esto es, aplicar cambios en distintas partes de la canción. Para esto se puede usar la función de automatización que tienen las DAW o muchas consolas digitales para mezcla.

La automatización consiste en "grabar" los movimientos de distintos controles en la mezcla. Por ejemplo, es posible grabar cambios de volumen o de paneo en distintas partes de la canción. Un caso típico es el de subirle volumen a la voz en los versos y bajarle durante los coros, cuando la diferencia es demasiada. Otro caso es el de activar cierto procesador, por ejemplo un delay, solo durante ciertos momentos de la canción.

El uso de automatización del da movimiento y dinamismo a la mezcla, pues ayuda a que el resultado final sea perfeccionado y ajustado a detalle.


Mixdown

La última etapa es la de "vaciado" o bounce. Esto se refiere al proceso de generar un archivo estéreo final del proyecto. Este archivo es el que deberá ser masterizado para su futura distribución. En esta etapa ya no se realizan procesos especiales, pero se debe tener cuidado de exportar el archivo a la resolución y con los niveles adecuados.

Es un error muy común pretender hacer el vaciado final buscando un volumen alto en la mezcla. El ajuste del volumen final debe hacerse en la masterización, por lo que no es trabajo del ingeniero de mezcla realizar procesamientos con este objetivo.

El proceso de la mezcla es una etapa que requiere de mucha preparación y experiencia para obtener resultados óptimos. Existen ingenieros especializados en esta etapa de la producción musical. Si deseas aprender de una manera práctica los conceptos aquí explicados, ¡puedes tomar mi curso en línea sobre principios de mezcla!