Evaluando el volumen de tus tracks al masterizar con Loudness Penalty

Si estás produciendo música con la idea de subirla a las principales plataformas de streaming (Spotify, YouTube, Amazon, TIDAL, etc.) ¡esta información es vital para ti!

Desde hace algún tiempo, las plataformas de streaming decidieron realizar la normalización de sonoridad (loudness) en sus contenidos. La sonoridad es lo que coloquialmente conocemos como "volumen". Esta situación se debió a que los usuarios no estaban a gusto con las diferencias de volumen entre un video y otro o entre una canción y otra.

Loudness Penalty
Ventana del plugin Loudness Penalty

El origen de esto está en que, en los tiempos de los discos y CD's, nunca hubo un estándar que normalizara el volumen de cada álbum. Esto se debía a que no había procesos que permitieran medir la sonoridad de manera efectiva. La sonoridad es un efecto psicoacústico, lo que significa que es subjetivo y esto hacía el proceso aún más difícil.

Por esa falta de estándares fue que se dio la llamada "Guerra del volumen" o "Loudness War". Esto se refiere a la tendencia general de querer que un álbum o tema suene lo más fuerte posible. Los productores musicales tenían este objetivo en mente, pues un track con más volumen da la impresión en primera instancia de sonar mejor que otro con menor volumen.

Sin embargo, esto no es del todo cierto. Si ajustamos los volúmenes de ambos tracks para que suenen similares, nos encontraremos que el track que tenía menos volumen se percibe con mejor calidad y mayor impacto. Lamentablemente, este fenómeno fue desconocido (¡y sigue siendo!) por la mayoría de productores y se llevó a cabo una carrera por sacar álbumes cada vez más fuertes. Esto llegó a un grado en el que la distorsión generada ya es muy severa.

Por este motivo podemos encontrar una gran diferencia en los volúmenes de diferentes canciones o álbumes. Esto debía tener una solución, ¡y las plataformas de streaming lo lograron!


Fin de la guerra del volumen

A mediados de la década pasada se empezaron a estandarizar sistemas de medición de la sonoridad alrededor del mundo. Este sistema utiliza las llamadas Unidades de Sonoridad de Escala Completa, mejor conocidas como LUFS (Loudness Units Full Scale). Esta unidad permite medir de una manera muy acertada el nivel de sonoridad promedio percibido por una persona.

Así, compañías como Google empezaron a implementar un nivel estándar de LUFS para conseguir que los videos reproducidos en YouTube sonaran con un volumen más o menos constante, sin importar si el video original era demasiado fuerte o no.

Junto con Google, otros servicios de streaming empezaron a implementar algo similar. En la actualidad, prácticamente todas las plataformas manejan un estándar de sonoridad, que para los que gustan de datos técnicos, es de -14 LUFS.


Loudness Penalty

Esto nos lleva a una gran herramienta gratuita y disponible para todos: Loudness Penalty de la compañía MeterPlugs. Esta herramienta te permite cargar un archivo de audio (wav o mp3) y analizar en segundos si dicho track tendrá alguna "penalización de volumen". Esto significa que podrás saber de una manera muy confiable si el volumen de tu track será reducido cuando se reproduzca en cierta plataforma, si la plataforma lo dejará intacto o si le aumentará el volumen automáticamente.

De esta forma, puedes hacer pruebas para saber si vale la pena crear tracks con mayor sonoridad o no. También te permite tomar decisiones en cuanto a la masterización, pues si tu track tiene una gran penalización, significa que sonará mucho más bajo de lo que lo estás masterizando.

Actualmente las plataformas soportadas en Loudness Penalty son: YouTube, Spotify, TIDAL, Amazon, Pandora, Deezer y Apple. En el caso de Apple, el resultado es solo una aproximación, pues Apple no ha dado a conocer exactamente cuál es el estándar de sonoridad que utiliza. Sin embargo, en todas las demás plataformas el resultado es muy acertado. MeterPlugs planea agregar nuevas plataformas en el futuro conforme vayan haciendo público su estándar de sonoridad.

Si prefieres monitorear todo esto dentro de la sesión en tu DAW, tienes la opción de comprar la versión plugin (AAX, AU, VST) de Loudness Penalty. Incluso puedes pedir un descuento educativo si eres estudiante o profesor de alguna escuela de audio o música.

Sin duda Loudness Penalty es una herramienta esencial en estos tiempos y te permitirá mejorar la calidad del audio de tus contenidos en las plataformas. ¡Así que adelante, corre a usarla!

Si quieres aprender más sobre niveles de audio y masterización en general, puedes tomar mi curso online de masterización, o alguno de mis otros cursos de audio y producción musical ¡aquí!


0 comments:

Publicar un comentario