Tipos de plugins para audio y música

En el mundo del audio existen programas muy populares llamados plugins. Cuando hablamos de plugins nos referimos a software que se encarga de procesar el audio de una manera especializada dentro de una DAW (Digital Audio Workstation).

Plugins


Las DAW o Estación de Trabajo de Audio Digital, son programas completos para producir música y demás proyectos de audio. Entre las DAW más populares tenemos por ejemplo: Pro Tools, Logic Pro, Cubase, REAPER, Live, etc.

Las DAW tienen diversas funciones para procesar audio, sin embargo tienen la opción de agregar ciertos procesamientos especializados según lo requiera el usuario. A estos pequeños subprogramas que corren dentro de una DAW se les llama plugins.

El uso de plugins en una DAW nos permite aumentar las capacidades de procesamiento en ella y adaptarlas según nuestras necesidades. Por ejemplo, podemos usar plugins de ecualizador para ecualizar ciertos canales en nuestros proyectos, o de efectos para agregar reverberación o eco.

Los plugins se podrían ver como la versión virtual de los procesadores físicos que se usaban en los estudios de grabación hace décadas.

Categorías de plugins

Podemos categorizar los plugins de una manera muy general dividiéndolos en procesadores de audio, procesadores MIDI e instrumentos virtuales.

Procesadores de audio

Esta categoría se refiere a plugins que emulan procesadores físicos de audio. Como se mencionó anteriormente, aquí podemos encontrar ecualizadores, compresores, generadores de reverberación, eco, etc.

Las categorías en las que se dividen los procesadores de audio suelen ser similares a las categorías en las que se divide el equipo de audio físico. En este sentido, tenemos procesadores de frecuencia, procesadores de dinámica, procesadores de tiempo, procesadores armónicos, procesadores de tono, entre otros. En este artículo puedes encontrar más información al respecto.

Procesadores MIDI

Existe otro tipo de plugins que se encarga de procesar información MIDI. La información MIDI es diferente al audio digital debido a que sólo contiene datos sobre las notas musicales, su intensidad, duración, y otros parámetros; pero no el sonido como tal.

Entre los tipos de procesadores MIDI podemos encontrar: arpegiadores, secuenciadores, generadores de acordes, armonizadores, etc.

En otras palabras, un plugin MIDI permite manipular la información de las notas y transformarla para cambiar el tono, la duración, crear nuevas notas, melodías, etc. Esto le da mucha libertad creativa al Productor Musical cuando está generando nuevas ideas.

Instrumentos virtuales

Finalmente, algunos plugins pertenecen a esta categoría cuando su función principal es la de ser una fuente de sonido. Los instrumentos virtuales son una herramienta muy importante en el estudio moderno, pues permiten al productor obtener sonidos de toda clase desde su computadora, sin necesidad de grabarlos con un instrumento real.

Así pues, existe una enorme variedad de instrumentos virtuales. Por ejemplo, sintetizadores de todo tipo, samplers, bateristas, bajistas, guitarristas y hasta cantantes virtuales. Instrumentos de orquesta, así como instrumentos étnicos muy particulares de ciertas culturas o zonas geográficas, como Asia, África, Latinoamérica, etc.

Los instrumentos virtuales han permitido que prácticamente cualquier persona tenga acceso a un mundo de sonidos de excelente calidad, que antes sólo era posible grabando a músicos profesionales en un estudio.

Formatos de plugins

Cuando adquirimos un plugin y lo queremos instalar en nuestra computadora, necesitamos cerciorarnos de que su formato sea compatible con el que soporta nuestra DAW (cada DAW es compatible con cierto formato de plugin).

Actualmente los principales formatos de plugins son:

VST. Este es el tipo de formato más popular. Fue creado por la compañía Steinberg hace muchos años. Es el tipo de plugin más común en las PC Windows. Bajo este formato, existe una gran variedad de plugins gratuitos y de pago. También existe la versión VST para Mac, sin embargo no es el más popular en esta plataforma.

AU (Audio Units). Este es el formato estándar en Mac. Fue desarrollado por Apple también hace varios años y es muy estable. Para quienes trabajan con programas como Logic Pro, este es el formato compatible.

AAX. Este formato es propio del sistema Pro Tools. Cuenta con gran popularidad gracias al extenso uso de Pro Tools en la industria de la grabación, por lo que la mayoría de desarrolladores generan plugins también bajo este formato.

Existen además otros formatos menos comunes, como por ejemplo los que se utilizan en plataformas Linux (LADSPA). Sin embargo, el uso de estos sistemas es más bien experimental, pues la mayoría de programas profesionales de audio suelen estar disponibles para Mac y PC.

Así que si te interesa mejorar en el ámbito de la producción musical, es importante que adquieras una amplia librería de plugins de todo tipo, pero siempre asegúrate de que sean compatibles con tu DAW y que sean de buena calidad ¡para evitar posibles crashes en tu sesión!

0 comments:

Publicar un comentario